Blog

La decoración navideña (eco) en la oficina

Miércoles, 11 Diciembre 2019
La decoración navideña de la oficina es una expresión de nuestros deseos de buena voluntad durante la celebración de una de las fiestas más importantes de la cultura occidental. Os explicamos la historia y el sentido de la Navidad y ocho consejos para decorar la oficina de manera ecológica.
estrella de Navidad
La decoración navideña de la oficina es una expresión de nuestros deseos de buena voluntad durante la celebración de una de las fiestas más importantes de la cultura occidental.
 
Sin embargo, la historia y el significado tradicional de estas fiestas se pierde, envuelto en una ceremonia de despilfarro que agrava el ya comprometido medio ambiente. Por eso creemos que, en la decoración de la oficina durante la Navidad, es conveniente tener en cuenta el aspecto ecológico de los motivos y arreglos navideños.

Historia de la Navidad



La festividad navideña ha evolucionado con el paso del tiempo. Primero fueron las celebraciones paganas del solsticio de invierno, un hito astronómico que regulaba la agricultura, la ganadería y las labores de unas vidas regidas por los ciclos de la naturaleza. Nuestros ancestros celebraban el solsticio; el día más corto y la noche más larga, a medio camino entre la luz y la oscuridad.
 
Quinientos años antes del nacimiento de Cristo, los romanos celebraban las Saturnalias (sí, sí, en honor al dios Saturno). En estas fiestas también se hacían regalos y se invertían los estatus: los amos servían a los criados.
 
En el siglo III después de Cristo, el emperador Aureliano creó el festival del nacimiento del sol invicto (Dies Natalis Solis Invicti) el 25 de diciembre. Hasta que, en el siglo IV, el papa Julio I, declaró oficialmente el día 25 de diciembre como la fecha del nacimiento de Jesús.
 
Con el paso de los años y de los siglos, el cristianismo se propagó hacia el norte y tiñó las tradiciones de los pueblos germánicos con su pátina. Hasta llegar al sincretismo actual, es decir, una mezcla que se empapa de diversas tradiciones, incluida la del capitalismo.
 

El verdadero sentido de la Navidad


 
Por si alguien no lo recuerda, el verdadero sentido de la Navidad para los cristianos es el del nacimiento de Cristo, la reencarnación de un dios salvador, el vencedor del mal y de la oscuridad, un héroe que podía haber matado a un monstruo, pero que muere en la cruz para salvar a la humanidad; para los no cristianos es el triunfo de la luz, la renovación perpetua; para ambos domina el altruismo y es el momento de pensar en los más necesitados.
 
De ser una ocasión en el que se hacía dádivas a los pobres, en la actualidad se ha pasado a una ocasión en la que nos hacemos copiosos y complacientes regalos entre nosotros y malcriamos a los más pequeños.
Los gastos de la tarjeta de crédito en Navidad se deben pagar luego, tal vez a lo largo de todo el año. ¡Pues vaya! ¡Qué chungo!, ¿no?
 

Decoración navideña (y eco) de la oficina


 
Y entonces --dejaos de rollos nos diréis--, ¿cómo decoramos la oficina?
 
Bueno, pues, primero, controlad el gasto, comprad objetos que podáis usar al menos el año que viene, cambiándolo de sitio o modificándolo ligeramente.
 
Segundo, intentad comprar decoraciones que sean amigables con el medioambiente, hechas con materiales reciclables y no contaminantes.
En la medida de lo posible cread vuestros propios motivos navideños vosotros mismos, así serán personales y únicos. Evitad el papel de plata pues es difícil de reciclar y el uso de plásticos.
 
Las luces navideñas son muy vistosas, pero si las ponéis que sean leds de bajo consumo y dejadlas apagadas cuando el último salga de la oficina. Intentad que produzcan el mínimo impacto.
 
Las decoraciones naturales son geniales para la ecología. La planta de pascua, Poinsettia, es preciosa con sus hojas rojas por navidad, pero se puede conservar el resto del año, con hojas verdes, hasta la próxima navidad. Cuídala.
 
¡Ah! Y evitad los envoltorios especiales de regalo, cintas y lazos y moderar el consumo de papel de regalo (pensad que todo ello va a acabar en la basura). Para esto los japoneses son los mejores. Si queréis aquí tenéis un vídeo con el método Furoshiki, para envolver con tela cajas, pequeños objetos e incluso botellas.
Por muy bonitas que puedan ser después de la caída del sol, mejor nada de velas en la oficina en aras de la seguridad.
 
Si os animáis, llevad a la oficina galletas hechas en casa con formas de estrella, árbol de navidad, renos, acebo, muñecos de nieve, elfos, reyes magos…
 
Sed creativos, usad la imaginación, pensad en todo aquello que pueda crear una decoración de oficina sostenible y eco friendly.
 

Ocho consejos para una decoración de oficina ecofriendly


 
1.    control de gasto
2.    reutilizar /reciclar
3.    hazlo tú mismo
4.    evitar materiales difíciles de reciclar, papel de plata, plásticos…
5.    iluminación responsable
6.    decoraciones naturales
7.    mínimo uso de envoltorios de un solo uso
8.    velad por la seguridad
 
Y, sea cual sea la decoración que elijáis para vuestra oficina en estas fiestas, no olvidéis cuál es el verdadero sentido de la Navidad.
¡Llámanos o ven a vernos!
Tel: 93 363 38 30

C/ Paris 45-47, Entresuelo 3ª - 08029 - Barcelona

vivendibc@vivendibc.com
GPS: 41.38664,2.14382

Metro: L5 (Entença)
Bus: 54, 27, 59, D40, H8, V9
Tren: Sants estació
Aeropuerto: BCN - El Prat de Llobregat
Contacta con nosotros
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer mejor experiencia y servicio, en función de tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, consideramos que acepta su uso. Puedes cambiar la configuración o obtener más información aquí .